®© Reservados todos los derechos.
Jorge Drake

Painting by Boris Indrikov. Visit his gallery site here.

Mi foto

Jorge Drake

En la región menos transparente del ombligo de la Luna, México.
Este es el vertedero fetichista-narcisista de mis poesías y otras ficciones...
Ver todo mi perfil

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Haikus

Haiku es una forma de poesía japonesa que brinda la posibilidad de mostrar emociones, el momento que pasa y maravilla.






Haikus
(para servir en plato frio)


En tus silencios,
mi voz ardiente de amor,
fue boomerang.

Buscaba el soma,
un espejismo en llamas,
bajo tu ropa.

Crudo vértigo,
el hambre de tu cuerpo,
crisol de fuego.

Quise conocerte,
vi en tus ojos una ballerina,
me fue suficiente.

Deseé seguirte,
até mi barca a la tuya,
entré en la niebla.

Fuego a discreción,
armada de mentiras,
era tu guerra.

Hoy me dí cuenta,
no podrás volver a mí,
nunca llegaste.

Demasiado frío,
en tu cuerpo de hielo,
esculpo el vacío.

Huía del amor,
tu frágil piel en llamas,
fue mi escondite.

Soñé despierto,
intenté hacerte el amor,
cuerpo sin sombra.

Ya no hay espera,
fingir ser invisible,
trébol sin hojas.

Partí el silencio,
con el eco de tu voz,
una quimera.

Aún esperas,
corazón hecho polvo,
reloj de arena.

Recuerdo triste,
fantasma en el ático,
insomne ente.

Incendias mi piel,
derrites el invierno,
piromaniaca.

Bóveda negra,
terciopelo nocturno,
materia oscura.

Fuga en la noche,
pupilas dilatadas,
falaz escape.

Letal obsequio,
infierno autografiado,
boleto incluido.

Fue tu amor de miel,
trampa lumen de neón,
apocalipsis.

Besos humedos,
abrazo lujurioso,
mantis pagana.

Lamí tus senos,
bese tus labios taboo,
monte de venus.

Cuerpo desnudo,
noche de satín negro,
exhuberancia.

Silencio y notas,
tu cuerpo mi pautado,
bel sinfonía.
.
.
.

(haikus actualizandose constantemente)

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El regreso de Quetzalcoatl



El regreso de Quetzalcoatl
(serpiente emplumada)

Estoy tan acostumbrado al silencio de la muerte,
que ni cuenta se ha dado que tan solo dormía.

La última vez que me vieron, allí donde llueve ceniza,
cazaba con mis manos conejos de fuego en la oscuridad.

El sonido del águila me ha devuelto la mirada,
dos gemas de jade que el nuevo Sol me regala.

Ahora camino sobre el viento encendido,
volando sobre el intranquilo mar de arriba.

Las sombras sacuden su polvo en el espejo humeante,
recuerdan su voz al filo del tiempo que marca tu regreso.

Las animas se agitan en la orilla del olvido,
como aves sin ojos, erráticas y confundidas.

Sumergidas en los sueños de obsidiana negra,
esperan por tí para salir de su último infierno.

El aliento clama en el vacio de las caracolas,
su canto funerario, su llanto de espinas.

Las flores derramadas en la región transparente,
se humedecieron con el rocío amargo de nuestras lágrimas.

Las grecas silenciosas se llenan de savia,
con el sigilo de quemantes serpientes de lava.

Las piedras recuerdan las promesas incumplidas,
en la casa del colibrí aún resuenan tus palabras.

Los árboles secos como manos de la tierra,
reclaman el brillo del Quetazl y su arcoiris.

El jardín infinito con el trino de las aves del paraiso,
despereza el letargo de su primavera anochecida.

Los antiguos guerreros renacen donde el jaguar reposa,
y danzan libres con el roce mágico de tu cola dorada.
.
.
.

viernes, 4 de diciembre de 2009

El espejo ciego



El espejo ciego

Eclipsa tu falaz velo de plata,
muéstrame lo que ver nadie ha podido,
la luz que escapa a tu ojo enceguecido,
el fragor escondido que me habita.

El eco de tu imagen es fachada,
una figura efímera en el tiempo,
reflejas las heridas de mi cuerpo,
desdeñas la memoria acumulada.

Espejo inútil, nada te atraviesa,
detrás de ti el vacío y el silencio,
¿acaso me fiaré de tu crudeza?

Me define la mente en el espacio,
lo que sueño y recreo con destreza,
¿que poder tiene sobre mí tu juicio?

Sarabanda


Sarabanda

Mujer de terciopelo y llama,
extraviada en el futuro, casi olvidada,
resuenan en mi mente tus latidos,
al rítmico compás de tus palabras.

Palpitan en ti todos los reinos,
los sonidos suspendidos bajo el agua,
las huellas de la prometida tierra,
los deseos esparcidos en el aire.

Despiertas mi letargo milenario,
con la voz anfibia del ensueño,
me ciñes al contorno de tu cuerpo,
enciendes la hoguera de mi alma.

Musa inesperada y dúctil,
relámpago infrarrojo de mi noche,
me atrapas en la cauda de tu vuelo,
me empujas a danzar tu sarabanda.

.


jueves, 19 de noviembre de 2009

Dali´s Lama




Dali´s Lama


Tiempo,
relativo,
derretido,
bajo un sol perpetuo, insomne, paranoico,
inconstante en la gravedad del olvido...

Hipérbole de luces,
sombras ondulares,
artificio magistroni,
desiertos trans-lucidos de sueños,
pervertida realidad sobre la arena...

Rocas flotantes,
paquidermos ingrávidos,
jirafas periscópicas en llamas,
en el sesgo arlequín de tu mirada,
los símbolos dormidos abrieron sus jaulas...

Fusible retorcido en la fisura de la noche,
coronado con cuernos de espiral logarítmica,
cabalgabas en la convicción rinoceronte,
con la osadía propia de los dioses...

El mapa estelar de tu exclusivo cielo,
irrumpió con estrepitosa lógica reconstruida,
sobre el lienzo teseracs, creatina, tentaciones,
en el moebius gambusino de tu ojo interno...

Las estrellas en tu bóveda como hormigas hambrientas,
devoraban el equilibrio tridimensional de las formas,
reensamblando concepciones arquetípicas del inconciente,
te sumergiste en el abismo de la mente.

La belleza desnudó su camuflaje estático,
como soplar el polvo acumulado sobre libros no escritos,
masturbador del reducto de los deseos ocultos,
hiciste alarde de tu arte y de tu gala...

Apologías de sinfonías rojas y desierto,
asalto de paradojas y estereoscópicas visiones,
perdido en el tiempo desarticulado y nómada,
aún persiste el enigma de tu memoria.
.
.
.

Video-Music: Jeff Buckley - Dream Brother


Para Salvador Dalí in memoriam, a dos décadas de su ausencia corpórea.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Antikythera Cordis






Antikythera Cordis

Posees la singular pieza maestra,
el hallazgo perdido en el tiempo
del acrobático y aciago destino.

Eres el mecanismo Antikythera,
que activa el sincrónico ritmo,
en la invisible álgebra de mi alma.

Arpegias con destreza luminiscente,
los engranes y levas de mi centro,
con artilugios de tonos y colores.

De mi cordis eres pulso perfecto,
forestando de sensaciones y deseos
tu piel sembrada de mi hambre.

En la ecuación paramétrica del logos,
de cinemática expresión de la vida,
tu amor es mi Antikythera cordis.
.
.

domingo, 25 de octubre de 2009

La Espera



La Espera

He caminado por el silencio de tus sombras,
y me pregunto si estos son realmente mis pasos...
Cuando a ti me acerco, ellos me llevan lejos, muy lejos,
hacia un lugar perdido entre los sueños olvidados...

Gravitas tu mirada frente a mi, desafiando lo imposible,
en el tiempo enmudecido del misterio de la carne,
y veo en tus ojos comprimirse el universo,
recordando el futuro imaginado desde siempre...

Sabía que vendrías, cuando cesara el canto de la cicada,
cuando las flores se amargaran con las estrellas moribundas,
cuando los sueños ungidos en la luz me abandonaran,
y tratara de esconder el sol para olvidarte...

Las espinas en mi piel arden con tu fuego,
mis esquemas se evaporan en la aurora de tu boca,
cruzaré el puente demolido, con las alas de la noche,
y abrazaré tu amor, como siempre lo he esperado.
.
.

domingo, 18 de octubre de 2009

La joya en el lodo.



La joya en el lodo

Te vas,
sin haber llegado todavía,
tu alma colgada de un cielo falso y gris,
desdibujados todos los sueños,
como nubes metamórficas...

¿A dónde se fué el Serafin del corazón,
el que busca la joya entre la mentira y el lodo,
el que mantiene el recuerdo tierno de una voz,
o el dulce destello de la sonrisa de un niño?

¿En dónde se escondió la mirada del amor,
la que destila su esencia aún entre el dolor,
la que desnuda espejismos de los ojos vencidos,
la que libera del claustro de las sombras del miedo?

Nada se construye, si no lo imaginamos,
nada tiene sentido, si no se lo damos,
nada cambia, si no cambiamos,
nada hay, si no Somos,
no hay futuro...
si no Amamos.
.
.

miércoles, 14 de octubre de 2009

La corona dorada de la Luna




La Corona Dorada de la Luna

Esta noche oculta es el día
noche de esplendor señalado
es nítido signo del destino
la corona solar que unifica
clave cifrada de lo nuestro
el amor enlaza nuestro hado
halo dorado silente testigo
de estos versos unica clave
la conexión interna nos une
luna y sol ofician para dos
ardiente lumen de las almas
nos funde pasion de amantes
amalgama de diseños eternos



.

Balance numérico





_______balance numérico_______


1 instante te bastó para el hechizo
2 palabras sedujeron mis sentidos
3 heridas se cerraron con tu soplo
4 rosas se extendieron en mi carne
5 noches ensamblaron el misterio
6 deseos desvistieron tus ropajes
7 versos conjuraron nuestros sueños
8 vientos esparcieron tus aromas
9 veces restauré mis alas rotas
0 mancia iluminó nuestro destino
9 lunas revelaron mis delirios
8 notas entonaron nuestro canto
7 estrellas dibujaron nuestro signo
6 serpientes danzaban al acecho
5 puas desangraron la conciencia
4 espejos pervirtieron la mirada
3 falacias confundieron Alethea
2 caminos bifurcaron nuestro amor
1 instante te bastó para alejarte





.

El misterio de tu Isla

El misterio de tu Isla

Otra vez la luz indómita de media noche,
el deseo me interna en el misterio de tu isla,
abres el pasaje a los sueños que resurgen,
en el umbral de la tormenta que se aleja.

Soy testigo solitario de tu voz calmada,
con el fondo insomne de sincopados grillos,
flotan en tu vértigo las caricias olvidadas,
y me enveneno de tus labios escarlata.

Solo en tus ojos libres me reflejo,
refulge el aroma de tu cuerpo fascinante,
liberas en mi piel colores imposibles,
y te inundo de mi sangre y mi simiente.

Me sumerjo entre los pliegues de tu alma,
descansas en mi pecho tu sonrisa dormida,
articulo nuestros anhelos en el horizonte,
y descubro nuevas formas para nombrarte.

Todo es igual mas todo luce diferente,
como ruinas revestidas de oro líquido,
el pasado se transmuta en el ahora,
no hay misterio... es tan solo que te amo.


http://www.youtube.com/watch?v=P-pxEmo1C-0


.

Babel



Babel

En el apogeo de la noche ontológica
desde el zigurat altivo de su osadia
el gran cazador quiso rasgar el cielo
abrir un portal divino para su reino.

Cuando los dioses huyeron envilecidos
con miedo tan descomunal como su cobardía
Sobre el cieno y devastación post diluviano
Nimrod fué artífice de magnas urbes y obras.

Impulsor de hombres libres y una tierra unida
sobre la sumisión abolida construyó su imperio.
su grande historia de logros y conquistas
fue alienada por la visión servil y maniquea.

Pero la diáspora humana era un decreto
la civilización no debía desarrollarse
la corona del elohim requería esclavos perpetuos
que sirvieran a su mineral hambre de oro.

La dictatorial mirada del demiurgo contrariado
cifró sus voces unisonas para separarles
las palabras se escondieron en laberintos
entre destellos vencidos de la razón oculta.

Con el cielo ensombrecido bajo sus pies
las nubes de la confusión en sus cabezas
desterrados a buscar su identidad perdida
los hombres abandonaron sus herramientas.

Aspiraciones gloriosas flotan en el vacio
con el escrúpulo filoso de la culpa inducida
cuantos sueños de grandeza humana aplastados
cuantas guerras, divisones y planeados estorbos.

El sueño de Nabucodonosor es la agenda codificada
de narcolepsia y fracaso diseñado para el hombre
en el mezquino tablero de los dioses egoístas
que volverán después de tres mil seicientos años.


.

viernes, 28 de agosto de 2009

Soñar despierto



Soñar despierto

Sueña mi niño, sueña...
que mientras dure el sueño,
te mantendrás vivo y despierto.

Ellos quieren que madures,
crecer y aprender lo que ellos,
avergonzarte de ti mismo,
obedecer en vez de imaginar,
te empujarán a construir un nido perpetuo,
te harán creer que vuelas,
mientras caes en el pozo...

Sueña mi niño, sueña...
que mientras dure el sueño,
te mantendrás libre y consciente.

Aprenderás a mentir sin culpa,
cambiarán tus ilusiones por sueños negros,
te harán temblar de miedo y huir...
huir hacia dioses absurdos y crueles,
te convencerán que no hay escapatoria,
que tus anhelos solo pueden ser en otro mundo.
te harán prisionero del tiempo y la rutina,
y serás una máquina replicadora del abismo...

Sueña mi niño, sueña...
que mientras dures soñando,
no todo estará perdido...

.

http://www.youtube.com/watch?v=Zr_MJAOyOeU


.

martes, 7 de julio de 2009

Escombros






Escombros

Después del eclipse de sueños
entre los escombros de la mirada
aún llueven lágrimas de fuego
en el holocausto de mis ojos

Mientras mi alma se debate atribulada
entre nostalgias de futuros improbables
los delirios se derrumban cual cascadas
entre el sonido de las auras y su augurio

La sangre arde en la fricción de la memoria
y las heridas se eternizan como estigmas
mi voz ahoga el silencio del horror
en la incunábula de rosas sin espinas

El cielo se agrieta entre rayos y estertores
pero en mi centro aún palpita un sol perpetuo
en la garganta del jaguar de media noche
aún no se escucha el látigo de su último rugido.


.

domingo, 7 de junio de 2009

El enigma y el laberinto




El enigma y el laberinto


y ahi estaba yo,
en un laberinto sin paredes,
una especie de maraña enjutada,
donde se imponía el silencio y la lejania interior...
las palabras se enredaban en significados abyectos,
las puertas y ventanas eran solo un artificioso graffiti
y el suelo siempre caprichoso y serpenteante...


nunca le niego a un perro un hueso- decía,
mientras arrojaba lejos un trozo de plástico...
hoy no me apetece estar con vos- decidía
y clausuraba los hilillos de luz,
que aún se colaban por las rendijas...


Y ahi estabamos frente a frente los dos,
a mil años luz uno del otro...
intentando resolver el enigma
de querer estar juntos
y movernos en sentidos opuestos...
.

lunes, 27 de abril de 2009

La orgía nocturna de las gárgolas




Centinelas estáticos de las sombras
vigilantes de sueños estratificados
nigromantes de magias olvidadas
atrapados en visiones monolíticas

En el contraste épico de luces y de sombras
bajo la danza cómplice de la niebla y de la luna
se revitalizan inervadas grietas y relieves
resucitando arquetípicos miedos del inconciente

Estirgas ominosos de colmillos afilados
entre cornisas y dinteles se agazapan
acechando en la negrura sigilosos
mesmerizando con las muecas de su rabia

En el capitel gótico la rosa de los vientos
se revuelve dubitativa con el aire caprichoso
las gárgolas en la penumbra cobran vida
y esclavizan al que caiga entre sus garras

El hechizo depredador de sus ojos voraces
de calcinada mirada y de fuegos fatuos
de umbríos pasados y tremebundas visiones
se alimentan de tus irracionales y oscuros miedos

Guardianes sempiternos en la orgía de la noche
el crepúsculo les marca la hora irremediable
la luz solar implacable les somete y los domina
cincelándolos de nuevo como efigies de lo inerte.

.

viernes, 24 de abril de 2009

Misteriosa semblanza al filo del insomnio




Misteriosa semblanza al filo del insomnio

Desde los vectores omnívoros de la mente,
dientes de león ingrávidos retienen el fiat lux,
flotando sobre el caprichoso viento de Eolo,
permutando esencias de lo efímero,
por codificadas semillas de recreación perpetua.

Abstracción tirana multifacética,
que permea y deshollina lo estático,
esporas como arpones en mis bordes encallan,
reensamblando ecos de melodías lejanas.

Conspiración de vibratos de frecuencia alfa,
trasvasan limites invisibles de lo imposible
y siento que algo más que sangre fluye en mi,
la identidad energética que se disocia de la forma.

La mirada en ciclópea unicidad se transforma,
multiplexando ratios de percepción exógena,
se reagrupa el universo fraccionado,
revelando la ecuación que es una sola.

.

La ciudad en silencio




La ciudad en silencio

No se porqué he vuelto
a esta ciudad en silencio
la guerra acalló su bullicio
la sin razón la pobló de muertos...

Tan solo queda el eco sombrío
de los sueños que fueron truncados
la memoria de la vida perdida
sepultada entre escombros y caos...

El viento se siente ominoso
de dolor y tristeza cargado
penetrando las ventanas rotas
que nunca más mirarán hacia afuera...

Mi alma se estruja en el llanto
del lamento sordo y contenido
deambular como ánima en pena
entre calles y edificios desérticos...

Si un monumento hubiera a la guerra
y a la estupidez de la raza humana
sin duda sería esta urbe yerma
y este silencio mórbido que quema...

http://www.youtube.com/watch?v=JdAg_bNoBGQ



.

domingo, 5 de abril de 2009

Jorge Drake

dummy mi música

musica mia

dummy de mi musica preferida

dummy de mis preferencias musicales

dummy arte fotográfico

dummy de fotografia

dummy arte pictorico

dummy pinturas

jueves, 2 de abril de 2009

Adicción




Adicción


Te quiero junto a mi,
porque me hiere la distancia,
porque se enciende el aire sin tí,
cuando te abraso en mi deseo...

Te quiero junto a mi,
porque soy la noche y tu el día,
porque esculpes en mi con tu brillo,
claroscuros y sombras palpitantes...

Te quiero junto a mi,
porque sin ti el silencio se vuelve vacío,
porque eres el sonido de mi voz,
cuando el dolor enmudece mis palabras...

Te quiero junto a mi,
porque el tiempo me hace fugitivo,
porque las horas pierden su prisa,
cuando percibo con tu mirada...

Te quiero junto a mi,
porque me erosiona tu ausencia,
porque sin ti no tiene sentido,
este amor tan adictivo...


.

domingo, 22 de marzo de 2009

Amnesia

Si dejara de quemarme el dia

por el vacío de tu presencia,

si no me sepultara la noche

en el insomnio de las horas,

si mi cuarto no fuera un museo

de reliquias que te rememoran,

si pudiera flotar en la superficie

sin este peso que me abisma,

si te hubiera perdonado

el compartir tu amor con otro,

si las palabras hubieran expresado

lo que de verdad sentía por dentro,

si pudiera retroceder el tiempo

y detenerlo en tu sonrisa,

no tendría la necesidad imperiosa

de improvisar la eternidad en un segundo

y detener el corazón en la amnesia.
.

lunes, 16 de marzo de 2009

Geometrías Imposibles


Geometrias Imposibles

En lo profundo de la selva amazónica,
una lepidóptera teoriza sobre el caos…
En el hospital mental de Austin Texas,
un esquizoide clama convencido ser Dios mismo…
En lo profundo y oscuro del mar abisal,
pequeños seres bioluminiscentes sobreviven,
adaptándose con luciferina y luciferasa…
En Rusia un androide ferroviario llora,
imbricando y retorciendo su lógica…
En Armenia un anciano ora tocando el doudouk,
creando un arca sónica que se enlaza a lo eterno…
En el bronx de Nueva York un heroinómano,
yace tirado en una callejuela maloliente,
lo cobija un cielo artificial de tóxico azul destellante,
pero camina sobre un lago de champaña…
En el fondo del océano Atlántico,
se congregan delfines en un templo sumergido,
entre resonancias y el eco de sus tonos puros,
intentan un dialogo imposible y anhelante,
con deidades humanas petrificadas…
En el desierto quemante de Sonora,
una serpiente con visón térmica infrarroja,
observa a un hombre sediento y moribundo,
zambullirse en el vacío del cañón, abrazando a su espejismo…
Una mujer febril bajo la luna árabe,
delira sudorosa en el hechizo de Cassandra,
desarticulando el tiempo y bebiéndose el futuro…
Máquinas sacras como vimanas,
en la nebulosa del anillo en la constelación de Lyra,
revuelven la sopa fractal y entrópica de quarks volitivos,
mientras en Sudan se ejecuta una danza derviche…
En la Tierra medrosos y santones buscan el nirvana,
para fundirse al Todo con artificios, cábalas y formulas mágicas,
al mismo tiempo un hombre simple encuentra su satori,
cuando decide ser creador y no escenario…
Imposibles geometrías del espíritu humano,
retumban como ecos de lo inexpresable y enigmático,
subliminales metáforas de lo intangible,
pululan a lo largo del universo matemático,
hundiendo sus raíces en la noche de los tiempos…
En el lado infinito de la conciencia humana,
el ojo avizor se enciende, no para observar la creación,
sino para crear y transformar la visión…
.
http://www.youtube.com/watch?v=DTVBLbQ1wBQ
.

sábado, 14 de marzo de 2009

La Niebla

La niebla

hoy,
la niebla,
viento gélido,
limites invisibles,
el coro del silencio,
la oscuridad en la mirada,
a un millón de años luz de mi,
dormir sin sueño ni sueños
el vacío monocorde
volver a la nada,
sin ti estar es
la niebla,
hoy.

jueves, 12 de marzo de 2009

Perdido en Ti



Al encontrarte, me encontré,
pero me he perdido en ti…
En tus laberintos de placer,
de sensibilidad y de belleza…

Eres crisol de mi fuego cautivo,
me atrapas entre tus espacios,
dentro de ese profundo misterio,
que hay en el álgebra de tu cuerpo…

La armonía se expresa simbiótica,
en las diferencias de nuestros cuerpos,
la sensualidad fogosa nos secuestra,
desatando nuestros limites privados…

Nuestros besos como astrolabios,
escudriñan la intimidad ardiente,
bajo la profunda noche cómplice,
y la luz difusa de nuestro cuarto…

Te adueñas de mis sentidos,
destilando de la pasión el perfume,
tu ondulante y voluptuoso movimiento,
me incita erotizado a poseerte…

Cartografío con mi lengua tus regiones,
descubriendo curvas y contrastes,
el terciopelo sutil de tu piel sensible,
enciende y electriza mi irracional deseo…

Tu cabellera juega sobre mis ingles,
tu boca reclama más sangre sobre mi falo,
mi corazón responde acelerado al comando,
exponenciando potencia y hemodinamia...

Como cien caballos cimarrones,
que se vuelcan sobre ti en estampida,
penetrando los secretos de tu cuerpo,
bebiendo el cáliz de tus sabores…

Todo tu cuerpo encendido como una pira
se arquea en espasmos y contorsiones,
en el lenguaje abstracto de los gemidos,
nuestro perfecto éxtasis sincronizamos…

Desconectados del tiempo y el espacio,
entregados sin contenernos el uno al otro,
nuestras almas y cuerpos se fusionan,
estallando como explosión de supernova…
.
.
.

Hallazgos del tiempo


Antiguos artefactos
artificios del ingenio
esquelón dentado.

Agoreros del pasado
de necrománticos velos
brotan del suelo

Reclamos del silencio
de olvidados ocasos
testigos del tiempo

Umbrales de la historia
de primigenios cielos
inmutables arcanos

Desafiadores de cronos
de invictos duelos
despiertan del sueño.
.
.
.

lunes, 9 de marzo de 2009

Camaleón Cromático


Cuando sientas la soledad,
como estrella distante que no emite luz,
puedo ser viento impetuoso,
que reviva la llama escondida bajo tu piel
ardiendo como brasa bajo las cenizas del tiempo...

Cuando sientas la tristeza,
como melancolía infinita que llega sin rostro,
puedo ser un juglar que entone cantos y melodías,
digitando las cuerdas en el diapasón oculto,
de tus primaveras dormidas...

Cuando sientas la fragilidad,
como castillo de arena al lado de un mar agitado,
puedo ser territorio firme y continente,
donde tus sueños emerjan como realidad tangible,
con la fuerza y convicción de un rayo...

Cuando sientas la oscuridad,
como manto nocturno que cae sobre ti confundiendo tus pasos,
puedo ser el astrolabio que escudriñe tu destino,
en la bóveda celeste de tus noches,
en las estrellas e ilusiones olvidadas...

Cuando sientas la pasión,
como frío que cristaliza el fuego que claudica,
puedo ser una galaxia pura y violenta,
que te arrastre en el vértigo de su coriolis,
con ardientes besos y caricias...

Cuando sientas el amor,
como paraíso lejano y perdido,
puedo ser lo que tu quieras, lo que necesitas,
con este corazón de camaleón que se transforma,
en la alquimia del amor, que por ti arde...
.
.
.

sábado, 7 de marzo de 2009

Números imaginarios



Unos y ceros, ceros y unos
fracteo de firmamentos que algunos creen irreales
números imaginarios, que alguien imagina
que condensan la esencia de la materia que se aduna.

En la alfombra negra del espacio que no es espacio
sino contexto de interferencias y resonancias
se despliega la secuencia del juego que todos juegan
sin manual del usuario, desconociendo las reglas.

Caracoles de fuego que esparcen entropía y cálculo
donde los físicos se pierden entre magnitudes y vértigo
descifrando el misterio que fanfarrian los dioses.
dentro del arca esquiva de lo intangible y vacuo.

Los mortales no entienden de lo inmortal el sentido
del guerrero que juega tras el avatar recluido
formulado gambitos en la fragua de realidades
representando dramas, sátiras y comedias fractales.

La vida es un juego de preparación subjetiva
el fragor necesario para desarrollar en el alma el dominio
de habilidades mentales, emocionales y adaptativas
conquistando la llave del acceso al siguiente paso.

Donde los sueños y voluntades son creación inmediata
la dimensión del espíritu es el lugar que aguarda
hiper-espacio sin limites, la creación perpetua
en la conciencia infinita de todas las posibilidades.

En el juego que todos juegan, puedes ser lo que quieras
un inmortal dios milenario o un mequetrefe cualquiera.

¡ Solo juega ¡ ¡ pero juega con el corazón encendido ¡
.
.
.

Bomba de huesos



Su andar es cauteloso y frágil,
ominosa y esquiva su mirada,
vientos de odio ondean su cabellera,
sudor frío en pleno sol ardiente.

En ella anidan todos los dolores,
la injusticia con su raza y su miseria,
entre pólvora y el polvo del desierto,
erosionan su razón y su esperanza.

La memoria poblada de sus muertos,
de sueños y cuerpos mutilados,
se desliza como sombra cautelosa,
arrastrando su cuerpo y su pasado.

En su vientre se aloja sórdido secreto,
como artificio presagiante del ocaso,
recorre túneles, corredores y pasadizos,
entre el bullicio citadino y sus afanes.

Con perfecto disfraz y algunos shekels,
entre comensales marcados de infortunio,
en el misadot sacia su ultima sed y hambre,
devorando también su tiempo y su futuro.

Inminente cae el ultimo grano de su destino,
en el reloj de arena de sus lunas palestinas,
con mirada enrojecida de odio y sangre,
grita su arenga y se inmola estallándose.

Bomba de huesos que desarticula el espacio,
proyectando esquirlas óseas y fuego ardiente,
el caos centrífugo se esparce en un segundo,
arrasando indolente con destrucción y muerte.

Encrucijada histórica de inmemorial diáspora,
atrapados en la ambigüedad de reclamos justos,
los laberintos de la razón encuentran siempre,
la justificación exacta para perpetuar la guerra.

Y el mar rojo, siempre se torna más rojo…
.
.
.

Dos Soles en el firmamento



En el espejo del silencio,
donde las sombras no se reflejan,
huyo de mi y de mis ojos,
acallando ecos estratificados
de memorias implantadas
en codificados genes
y memes evolucionarios.

La conciencia se desnuda de ropajes,
percibiendo con los ojos de lo observado,
bajo el cielo obstinado del universo,
desplegando renacimientos y ocasos en coda,
se revela el entramado impetuoso,
del contexto que da forma a la forma.

Los arquetipos inmanifiestos,
como centros atractores,
derivan el tiempo en deltas matemáticos,
secuenciando la totalidad en eventos,
generando el espacio y la historia.

En el libro supremo de los esquemas,
donde beben los profetas y visionarios,
fluyen imágenes del pasado y el futuro,
en el abrazo inevitable, de alfa y omega.

Las nubes de Oort se excitan temerosas,
en los bordes distantes de la heliósfera,
un antiquísimo viajero retorna,
emisario de destrucción y de caos.

Rayos gamma por doquier.
El sistema solar se alinea,
a la eclíptica de la espiral barrada,
mientras su galaxia Sagitario,
es devorada por la Vía Láctea.
Orión marca el momento,
del fin de un ciclo mayor,
Dos soles en el firmamento.
Una nueva hoguera se enciende.
Júpiter abre un portal de escape,
hacia las regiones del hiper espacio.

Cónclave de razas y civilizaciones,
observan el momento clave,
la tierra llora su suerte triste y cíclica,
mientras sorprendida observa
una intensa hiperactividad,
a lo largo y a lo ancho,
de su bóveda celeste.
.
.
.

Tres aves en el umbral de la muerte




Aferradas a un cable de alta tensión,
en el ritual de pasaje de las aves que deciden su propio fin,
tres aves en el umbral de la muerte,
clavan su mirada perdida en el horizonte con desolación.
En ellas no queda más, que la espera del relámpago final,
el arco voltaico que termine por fin con sus días,
ahora llenos de vacío, dolor y frustración.

Bajo el cielo gris metálico de borrasca ensombrecido,
se escucha el triálogo fúnebre de sus últimos cantos.

El Halcón.
“Viví mis días enteros entregado con deseo y pasión,
me cubrí con la capa invisible del insomnio nocturno,
entregado al placer febril como kamikaze me arrojé,
sobre el fuego ardiente de su auto combustión de mujer,
disfrute de los sentidos la textura y fragancia de su ser,
cartografié con las alas del deseo toda su piel
y penetré obsesivo sus húmedos secretos hasta que me agoté.
Pero ella no estaba ahí…
Solo un abismo profundo y frío que hirió de muerte a mi pasión dolida”


La Astrapia
“Desplegué mis largas alas de ilusión multicolor
y recorría horizontes lejanos de promesas y quimeras.
Sobre territorios de ensoñación y fantasía me remontaba,
con vuelo grácil que a sus ojos tristes motivarla intentaban.
Tejía urdimbres de cantos, imágenes y magia,
de cielos sutiles abonados con esperanza…
Pero ella no veía…
Su mirada perdida en si misma, hirió de muerte mi ilusión creadora”

El Quetzal
“Sobre el paraíso de bosques fértiles de esplendor y de belleza,
ofrecí mi canto pleno de sonoridades y variantes.
Con las alas de mi amor para ella yo construía,
la prometida tierra llena de fragancias y datura.
Reinvente la sinfonía de la tierra y la natura
y un coro de ángeles y devas me seguían…
Pero ella no escuchaba…
Ensordecida por la estridencia interior de su pasado oscuro,
Ignoró el sonido armónico que se ha perdido en el vacío.”


El ave Fénix ya no puede resurgir de nuevo,
la pasión, la gracia y el fuego se han marchado,
se han retirado a morir sin esperanza, sin anhelos,
renunciando a la simbiosis que animaban,
el corazón inmortal que ahora muere,
infectado de tu ausencia y de la nada.
.
.
.

El oráculo estelar








En mis noches de desierto,
de escarpados riscos,
de vientos murmurantes,
de lunas sigilosas.

Se despliega en caravana,
la procesión de estrellas,
el aullido de mis sombras,
el lamento del silencio.

Enfrentado contra el cielo,
mi mirada como sonda,
cuestionaba mis dilemas
al oráculo celeste.

El enigma de la noche,
cual reciprocante espejo.
activaba mis neuronas
en sinápticos destellos.

Despertando las memorias
de fantasmas de lo eterno,
hibridando una respuesta
retumbó una voz sin tiempo.

"La respuestas en el cielo,
ahí están para el que observa,
solo hay que saber formular,
las preguntas correctas."
.
.
.

Encuentro crepuscular




En el momento crepuscular,
del ocaso de mis noches,
y el amanecer de tus días…
se formula nuestro encuentro,
en la fragua metafórica de dos espacios,
dos territorios interiores que convergen
y colapsan el tiempo en el hechizo,
dos corazones solitarios que se encuentran
en el meridiano perfecto del deseo.

Te adivino y te percibo desde lejos
en el lugar común de los tránsfugas de lo ordinario,
de los Prometeos que retornan del fragor de lo adverso.
hierofantes de misterios ancestrales,
caminantes de senderos sin retorno,
de bifurcaciones que flagelan voluntades,
de convicciones que templan el espíritu.

Ahí donde terminan los sueños de opio de la razón,
inicia el camino a la libertad sin prisa, sin agenda,
el alma se mueve como sutil viraje de cardumen
en el lago cristalino del templo de los ojos.

Ahí te espero y me esperas,
mis continentes retienen tu mar profundo y vasto,
y reclamo las caricias y secretos de tu piel,
los deseos mas privados de tu cuerpo.

Escucharé tus noches de silencio,
las historias sin fin de tu memoria,
y trenzaremos nuestros sueños con pasión
reescribiendo el verso primo del libro de Taliesin.
.
.
.

Olvido



Ahora,
que nuestro camino
se volvio plural y silencio,
adagio de lo imposible,
historia sin futuro, sin epílogo,
me pides que te olvide,
que convierta mi amor
en sombra de la nada,
en fiebre ignorada,
en lagrimas de hielo,
que inaugure la ausencia,
la sed de la memoria,
la presencia del vacío,
la ceguera de mi mirada,
la negación de lo vivido.

¿Como olvidarte
si en mi oscuridad
llenas de ojos la noche,
y cada estrella me observa
reconstruyendo tu mirada?
¿Como olvidarme de ti,
si el sonido de tu voz,
secuestraba el silencio,
y lo tejía de rapsodias?
¿Como olvidarme de tu piel
Si en el abrazo desnudo
perdía su identidad etérea
y se fundía con la mía?
¿Como olvidarme de tu olor
si despertabas mis memorias,
las mas sutiles y escondidas,
que olían a bosque húmedo,
a tarde de abril, a poema de amor
a fruto prohibido?

¿Puedo acaso engañarme,
pensar que fue un sueño,
enterrarlo en el inconciente,
volverlo un símbolo dormido?
Tal vez fue tan solo un espejismo,
una alucinación del corazón,
un desvarío de la mente,
un eclipse del dolor,
una flor en el desierto.

Tal vez… Tal vez…
.
.
.

La mujer flotante



Te amé en el reflejo de tus sombras,
en los ecos destilados de mi canto,
y teñí en mis sueños con la niebla,
la esperanza de un futuro obnubilado.

Me perdí en el vitral inerte y policromo,
de tus ojos de tragedia inconcebible,
de dolores milenarios adheridos,
tatuados en tu alma sin olvido.

Quise ser el corazón que despertara,
la pesadilla oblicua entre tu sueño y la vigilia.
Te vi. flotante en el lago de la muerte,
tus cabellos estallados en el agua.

Bese tus labios de profundo carmesí,
y acaricié tus brazos con heridas cuneiformes,
te vestía indolente el manto de la noche,
las estrellas, la luna y el misterio.

Cerré tus ojos que llameaban infinito,
el silencio me cubrió con su nostalgia,
en el profundo estupor de lo irremediable,
un grito ahogado congelaba mis lamentos.

Llegué muy tarde a comprender el crucigrama
de un corazón de crisálida atrapada,
entre las capas duras del infierno,
de un gran amor herido por el duelo.

Que maldición tan terrible me ha atrapado,
en un amor que perpetua el desconsuelo,
en la ironía interminable de la vida,
mi corazón condenado al mismo infierno.

.

.

.

viernes, 6 de marzo de 2009

August Rush - City Symphony



Excellent image and sound editing, when August arrive to N.Y. and "feel" the music in city life sounds...

Excelente edición de imagen y sonido, cuando August llega a N.Y. y "siente" la música en los sonidos de la vida citadina...

Stalker - Tarkovsky railroad sequence



Amazing music of Eduard Artemiev, entering "the zone" from the Tarkovsky film Stalker...

Sorprendente musica de Eduard Artemiev, entrando a "la Zona" del Film Stalker de Tarkovsky...

Poesía antípoda: etnoziroh ed roma


etnoziroh ed roma
aletse ut a osap nerba
saucilbo saigetartse

ajorrarfni anretnil
erepse ed soña sol
ograma zilác le

elbmasne otcefrep
oledom etnadrocnoc
atcefrep airtemisa

etnoibmis ed nózaroc
sereihda em et res im a
azelleb acitétsea



etnoziroh ed roma


amor de horizonte



aestética belleza
a mi ser te me adhieres
corazón de simbionte.

asimetría perfecta
concordante modelo
perfecto ensamble

el cáliz amargo
los años de espera
linterna infrarroja

estrategias oblicuas
abren paso a tu estela
amor de horizonte

miércoles, 4 de marzo de 2009

El carrusel encantado


Gira y gira perenne
el carrusel encantado
de inercia obsesiva
de utopías clonadas

La música estridente
sátira de la alegría
esconde tu maquinaria
de alevoso dinamo

Arcaica manufactura
que ciclas los sueños
en la hégira inútil
de tu fuerza centrípeta

Arriba y abajo
corceles petrificados
en juego gravitatorio
arrullan tu mente

El sistema no cambia
tan solo muda su fachada
renovadas melodías ocultan
su anacrónica maquinaria...
.
.

Eclipse de luna


Como explicar lo inexplicable,
el dulce misterio de lo intangible,
la sinrazón de un sentimiento,
que brota libre sin un recato.

Como defender lo indefendible,
blandir la espada contra mi mismo,
aniquilar un corazón que por ti late,
que te esperó paciente toda la vida.

Como negar lo innegable,
si el amor me brota por todos lados,
como una hoguera que se alimenta,
de cielos nuevos y de belleza.

Como eludir lo ineludible,
la convicción que desde adentro aflora,
un torbellino que todo arrastra,
una pasion que no tiene mengua.

Como nombrar lo innombrable,
si decir te amo no es suficiente,
si las palabras se quedan cortas
y pronunciarlas es un dilema.

Como decir lo indecible,
que te pertenezco y me perteneces,
que no hay nada mio que no sea tuyo,
ni sueños buenos que no te incluyan,

Como aplazar lo inaplazable,
un corazón que desespera,
que se consume a fuego lento,
por demostrate cuanto te ama.

Como olvidar lo inolvidable,
el cielo abierto que hay en tus ojos,
el rubor rosado de tus mejillas,
la soledad interior que arde en llamas.

Como codificar lo incodificable,
y decifrar lo que ya es cristalino,
imaginar que tu no existes,
y que nunca fuimos uno.

Como eclipsar un sol radiante,
pretender encerrarlo con un puño,
podrían acaso ellos nublar tu luna,
con la espesa niebla de su negrura?

.

Esquizoide

Esquizoide

Esto no es real... no puede ser real... El mundo se ha llenado de estructura: días, horas, minutos, segundos, meridianos, latitudes, estratos, magnitudes, distancias, gravedades, naciones, ideologías, sistemas, comienzos/finales, interior/exterior, sujeto/objeto, real/imaginario, amor/odio, adentro/afuera, escotomizar, dividir, partir...

¡bull shit!

¡renuncio!

Lo único real para mi es lo que imagina mi mente y el mundo ha creado una telaraña laberíntica, limites invisibles de ilusión cartesiana, atrapados en la prisión de la dualidad, líneas fronterizas que no son naturales, convencionalismos que crean la apariencia de lo real... linderos que rompen el flujo continuo de la energía, que no reconoce barreras, ni tiempo fraccionado... solo fluye hacia donde encuentra espacios abiertos...

Si, se que estoy enfermando, mi mente esta perdiendo los limites, mi espíritu se esta liberando... Se que estoy saltando al vacío, transgrediendo las demarcaciones... bordeando la periferia de la razón... escapando de esta pesadilla...

Estoy enloqueciendo... La libertad me tiende su mano cálida, el viento me invita a volar, los pájaros cantan para mi, la naturaleza me abraza con su belleza, los ríos me susurran secretos, el sol me traspasa, las estrellas me hablan sin voces y me cuentan historias de universos y dimensiones insospechados, de paraísos no explorados, de colores desconocidos, de territorios por imaginar, de inmortalidad y transformación....

Mis pasos caminan sin prisa... sin rumbo, sin agenda... el tiempo se desarticula...

.
.

El caminante en el desierto



El caminante en el desierto

Lo perseguía un coro de ruinas y fantasmas; sus creencias derruidas, sus ídolos caídos,
la eternidad convertida en burda fantasía, los falsos dioses inmortales extintos en su propia utopía.
La memoria devoraba la mente del caminante, como un eco persistente y obsesivo,
hería su presente y su futuro, con los garfios afilados del pasado.

Cansado de todo y de todos, el caminante se internó en el desierto,
seguía tan solo sus automáticos pasos, sin atreverse a ponerle fin a sus días.
Así caminó por días, que después se convirtieron en semanas... y años.
Solo caminaba y caminaba sin esperar llegar a ningún lugar...

Cuantos sueños de lo excelso vendidos, cuantos juegos de la mente interpretados.
Repetir la hipocresía del ego hasta la náusea, hasta que el alma se llena de cansancio.
Cuando sentir es solo dolor que aniquila, y el corazón se seca como los huesos,
siempre aparece el último estertor del misterio, y la vida se desnuda en su naturaleza.

Un día ya casi delirando, sin detener su pesado y monótono paso,
con el sol de medio día en el rostro y una sed infinita en el alma,
alzó su cabeza hacia el cielo cuestionándole:

-¿¡Hasta cuando!?

-¿Quién eres?
Le pregunta el silencio que parpadeaba en el desierto.

-Soy solo inercia.
-¿Inercia inútil?
Murmuraba el río cercano mientras corría sin parar.

-He perdido mi rumbo.
-¿Y a donde quieres ir?
Le susurraba el viento caprichoso.

-Creo que ya no me queda nada por hacer.
-Pero aún estás vivo.
Le aclaraba la roca cercana esculpida por los siglos.

-Mis sueños se han detenido.
-¿De que sueños hablas?
Le preguntó la montaña escarpada.

-Nada es como debiera.
-¿Estas seguro de eso?
Le increpaba la serpiente mientras se arrastraba.

-Nada es real, solo el dolor.
-¿Y que es para ti el dolor?
Le preguntó la arena del desierto golpeando su cara.

-A veces es no sentir nada, ni importarle a nadie.
- ¿Acaso crees que el universo se mueve porque le importa a alguien?
Le dice el Sol mientras calcinaba el suelo que pisaba y su cara.

-Ya. Creo que empiezo a entender...
-¿De que te sirve tu astucia si se vuelca contra ti mismo?
Le cuestionó el coyote, clavándole la mirada.

-Siento que algo crucial me falta.
¿Crees que podría yo volar si no confiara en mis alas?
Le interroga el águila sobrevolando por su cabeza.

El caminante, pensativo, guardó silencio.
Fue disminuyendo su paso hasta detenerse.
La sombra de una nube lo cubrió y comenzó a llover encima de él.
Sorprendido extendió sus brazos, y extático sentía la abundante lluvia.
Era como si el aguacero fuese el llanto acumulado de sus propios ojos.
Emocionado cayó de rodillas. Se sintió abrazado por su entorno.
Volteó buscando a sus amigos del desierto, pero ya no estaban.
La lluvia cesó luego de una hora. Ahora todo parecía en calma.
Volteó hacia abajo y se vio a si mismo reflejado en el agua anegada.
Su imagen sonrió en el espejo líquido y le dijo:

-¿Preguntabas hasta cuando? ¡Éste es el momento!

El caminante del desierto se levantó decidido,
comprendió que había encontrado su propia voz
y con una convicción no antes sentida, dijo en voz alta:
-¡La inercia se acabó. Ahora sé hacia donde quiero ir!

Y con paso firme, se retiró de su propio desierto…

.

.
Music: Thy Veils live at Mike's Earshot

Morir mil veces

Arte: Caleb O´Connor


He muerto en la soledad fría
cuando penetra y hiere hasta los huesos
He muerto con la noche cada día
cuando mis ojos se cierran abandonadose al misterio
He muerto en el silencio
cuando la verdad quema aprisionada en la garganta
He muerto en el desamor
que pulveriza la sangre y los latidos
He muerto en la impotencia
cuando la injusticia se ensaña con los niños
He muerto en la crueldad del mundo
bajo la mirada indolente de dioses apáticos
He muerto en el dolor
que traspasa la piel y rasga el alma
He muerto en la desesperanza
cuando la realidad ha pisoteado mis mejores sueños
He muerto con el tiempo
que lacera mi cuerpo y mis sentidos
He muerto en mi organismo
en la constante impermanencia de mis células
He muerto con mi gente
cuando se marchan dejando su vacío
Me preguntas Muerte si te temo
cuando ya he muerto poco a poco una y mil veces
¿Es que acaso no ves claramente?
Sobre tu reino he arado mi camino
y así seguiré
sembrando vida en tus dominios...


.
Música: Djivan Gasparyan - Eshkhemed
.


.


sábado, 28 de febrero de 2009

El Amor: signo y designio.


Llegas a mi...
como viento envolvente,
que fluye voluntarioso,
como murmullo cálido,
de aliento que insufla vida,
a través de las hojas secas,
en mi bosque silencioso,
atento ya solo al sonido,
de animales y bichos nocturnos,
despertando memorias latentes,
de sueños forestales dormidos,
en un territorio desolado,
que ya se perdía en el olvido...

Me llamas...
con resonancia de caracola,
con fértil voz que abre mis accesos,
como el eco enamorado
de un poema perdido,
que desanuda en rizomas,
viejos nudos gordianos.
Con palabras líquidas templadas,
que despiertan mis sentidos,
rescatando el símbolo y signo,
del amor y sus dominios,
que en la brega se perdieron ,
entre el polvo del camino...

Eres...
El misterio del amor que se revela,
en el dulce canto del tiempo destilado,
el poliédrico vitral multifacético,
donde todos mis secretos se reflejan.
Eres miel y veneno de mis noches,
el soma que alimenta mi deseo,
en ti mueren todos mis límites,
entre caricias y besos almendrados.
En el espacio ingenioso y sutil,
del sentimiento en un segundo eternizado,
la fricción del contacto húmedo,
nos proyecta a un universo erotizado…

Revives en mi...
Al centinela de lo imposible,
el ultimo augurio del destino,
como serpiente plateada de nubes,
que alimenta tus sórdidos delirios.
Soy blasón iridiscente de estigmas,
del ritual inmemorial de los opuestos,
piel de visón que se funde en tu cuerpo,
y perpetua la cauda de los sentidos.
Soy soñador de tus sueños virtuosos,
como escondido polizón de tu mirada,
penetrando audaz tus espacios interiores,
simbiotizamos el amor en nuestro abrazo...
.
.

sábado, 21 de febrero de 2009

Poema simple de amor, para un amor profundo.



Amar sin palabras...
como se dibuja la aurora en el horizonte lejano,
desnudando el cielo, de las ultimas sombras de la noche...
como se entrega la espuma en la orilla del mar,
disolviendose en la arena...

Amar sin limites...
como el tañir de una campana,
que se funde con el viento para llegar lejos...
como el rio que fluye constante,
confiando en su fuerza y su rumbo...

Amar con ilusión...
como la promesa de las nubes,
sobre el valle seco y dormido...
como el vehemente juego de los niños en el parque,
con su equipaje de ilusiones en los bolsillos...

Amar con certeza...
como el insigne sueño de un visionario virtuoso...
que pacta realidades con el futuro...
como el agreste afinar de una orquesta lúcida,
preparando, una sinfonía majestuosa...

Amar...
Como tu me amas y yo te amo,
sin poses, sin condiciones, ni prejuicios,
como dos almas desnudas que se encuentran,
y sacian por fin su amor, su soledad y sus delirios.
.
.
.

miércoles, 11 de febrero de 2009

El Enterrador


El enterrador.

Hoy,
he deshojado el amor,
en cien funerales sin corte,
enterrando uno a uno
vestigios y reliquias,
desdenes y abandono,
de un amor sin eco,
sin reflejo, ni futuro...

Hoy,
mi árbol cesó su canto de pájaros,
atrapado en un sol frío que no ilumina,
que quema de soledad y vacío,
de desesperanza y dolor,
a un horizonte esmeralda,
que se mutó a ocre y añil
y que se curva sobre si mismo..

Hoy,
soy nigromante de la noche (mi noche)
enterrador de recuerdos y olvidos,
amortajado en la estasis del silencio,
en el estupor de la piel insensible,
me disuelvo en la niebla sigilosa,
infectado del sopor de la nada,
me sepulto a mi mismo...
.
.
.

Mi cuarto oscuro




Mi cuarto oscuro es una enorme zona de exclusión.
Donde no habita el tiempo.
Muere la noche y el día.
Es flujo y mutabilidad.
Donde el conocimiento es polvo que nubla la visión
y la memoria un divertimento de los sentidos.
Percepción dorsal de alas invisibles.
Escafandra del silencio.
Esferas plateadas de tungsteno.
Un templo disonante donde se invertebra la realidad.
Aliento congelado de vida.
Espejismo de acrobático cosmos.
Catalogo francés del deseo.
Hoyos de turbulencia de carbón activado
Un lugar entre el placer y el dolor.
Metáfora del vacío pleno de posibilidades.
Donde no hay lugar para la duda
y desaparecer es una posibilidad
Donde el futuro se evapora en el continuum del eterno presente,
y mi mente es el factor de interferencia energética,
que evita la catástrofe resistiéndose al caos.
Mi cuarto oscuro es un lugar, en el que nadie se atreve a entrar
Un territorio donde solo yo, puedo soportar habitar.
.
.
.

Libre e inmortal



Desterrado y condenado por los dioses,
a universos de contraste e infortunio,
arrastré en mi espalda las edades,
de memorias no entregadas al demiurgo.

En el algebra perfecta del esteta,
hoy yo tejo artilugios del espacio,
variaciones que se elevan victoriosas,
desbordando horizontes y facetas.

Cincelados arquetipos del pasado,
como rocas obscecadas de Sísifo,
hoy convergen tendenciosas a mi juicio,
a intentar encadenar mi albedrío.

En la inercia inmemorial de eternidades,
de pulsión de realidades que no mutan,
la prisión prefabricada para esbirros,
no detiene a mi alma que ya es libre.

No hay condena que limite mis dominios,
ni calabozo que encadene mis delirios,
explorando dimensiones con mi mente,
taladro códigos alienados de materia.

La invisible arquitectura de la nada,
es el reino donde preñan mis visiones,
donde masa y gravedad son solo tela,
donde hebra solitario, mi yo demiurgo.
.
.
.

martes, 10 de febrero de 2009

El espejo.


Recuerdas mi alma tus latidos,
cuando errabunda tu paso detuviste,
en la curva del camino confrontaste,
tiempo y viento ambos suspendidos...

arrobada te sentiste como en sueños,
contemplando sin piedad el infinito,
dos ojos cual portales te invitaban,
a robarte de la noche sus secretos...

tu mirada y corazón petrificados,
vaporosa vision que te sacude,
no conciben la imposible sincronia,
dos opuestos en un tiempo unificados...

cuanto amor e ilusión tu retuviste,
cuanto tiempo y soledad acumulados,
desesperanza que al final tiene su ocaso,
en el espejo del amor, tu me encontraste.
.
.
.

.

El árbol seco

Solitario y estático en el bosque,
un árbol de frondoso fuste cruje.
Sus ramajes ya vacíos de su savia,
renunciaron a intentar tocar el cielo.

En el rito puntual del equinoccio,
del festín multicolor y arborescencia.
Nadie sabe el porqué de su abandono,
su desdén a nutrirse de la tierra.

Cuentan los ancianos una historia,
que una noche de mastines y locura,
una turba obedeciendo a un Torquemada,
en sus ramas perpetraron una infamia.

Como un árbol festivo del infierno,
de sus ramas pendían siete cuerpos.
Contemplando la muerte que anidaba,
la tristeza penetró hasta sus raíces.

En suprema convicción hacia la vida,
renunció a servir la cruel consigna.
Poco a poco comenzó a llorar sus hojas
y en el otoño terminó con sus centurias.

En las noches vestidas de neblina,
sus ramas secas gimen con el viento.
En luz de luna posados en su brazos,
Siete cuervos inmortales montan guardia.
.
.
.





.

Requiem Premortem



Cruda visión de ojos despiertos,
maldición de alma sin autoengaño
alucinación que emerge sin fiebre,
centinela silente de realidad sin velo

Quien velará a los vivos muertos
y precipitará su ocaso inminente?
nostálgicos seres que solitarios cargan
anticipadas losas con su epitafio

En que momento se extingue el fuego
el que alimenta el vórtice de los sueños?
la pira eterna de visiones proto,
el rizoma oculto de larvarias realidades

Porqué entregar tu voluntad a extraños
y traicionar tus primordiales sueños?
porque abandonas tu lucha interna,
y la permutas por sueños de opio?

Es la apatía la enfermedad de tu alma,
o acaso el miedo te paraliza?
porqué vives mientras el sueño emerge,
y petrifica tu alma cuando despiertas?

quién apagó tu libertad tan anhelada?
el supremo regalo a ti confiado,
y coloco cadenas a tu conciencia,
prisión perene de ideas foráneas

Sórdidas ondas de las campanas suenan,
penetran y llenan tu espacio vacio,
augurio inequívoco y crudo que anuncia,
tu inminente funeral tan dilatado

Nada dura para siempre es cierto,
tal ves no todo está perdido,
pues cuando la trama de la noche cae,
la promesa de un nuevo intento emerge.

.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Archivo del blog